25 de septiembre de 2008

Mas Que Amor Fraternal


-…- los personajes dicen
-“…”- los personajes piensan
-(…)- anotaciones del autor
{…}-flash back
=oOo= cambios de escena


CAPITULO 1.- Kagome… ¿eres tú?

Su madre ya sabía de la existencia de la pequeña, desde el comienzo, pero nunca hablaban de eso, sus padres siempre eran tan fríos y peleaban por cualquier cosa, su matrimonio iba de mal en peor. Pero el, él la conoció cuando recién cumplió los ocho años, era tan pequeña, ella contaba con solo cuatro años… su cabello azabache siempre amarrado por dos pequeñas coletas, sus grandes ojos chocolate que siempre lo miraban…había algo en ella que… nunca le agradó.

A veces la veía, por puro compromiso, era su media hermana después de todo, la hija de su padre y su amante… pero al final y al cabo tenía parte de su sangre….
La última vez que la vio… él tenía dieciocho años… supo que su madre murió de cáncer… así que fueron al funeral, y ahí estaba ella, junto al féretro, recibiendo los “lo sentimos” algunos eran verdaderos y otros no, vestía de negro, claro, ellos dieron su pésame, aunque el de él fue forzado.

No había muchas personas dentro, se podría decir que solo eran amigos, ya que su única familia era su abuelo, y no vivía en Japón.

En la ceremonia ambos estaban en la primera fila de la capilla, aunque en diferentes extremos, la miró, estaba tan pálida que parecía un pedazo de papel, que hacía que sus pecas en las mejillas resaltaran más, sus cabellos cortos, parecía un corte masculino, pero peculiarmente en ella, quedaba bien, estaban mas desalineados de lo normal, respiraba con la boca entreabierta, mostrando su tratamiento de ortodoncia, no se parecía en nada a ellos… él, como su padre y hermano tenían los ojos dorados… en cambio ella, los tenía chocolates, pero tendría que ser por su madre… aun que en carácter eran algo parecidos, bueno, solo un poco…
Unos días después, se enteraron que se había ido a Francia, París para ser exactos, al día siguiente del funeral, en donde residía su abuelo.

===============oOo================

El timbre sonaba desde hace un rato, no mucho… pero lo suficiente como para molestar a más de uno.

- umm-se quejó y puso la almohada en donde descansaba la cabeza sobre esta, pero su barrera no era efectiva, seguía escuchando el timbre- ¡¿Qué no hay nadie que abra aquí?!- aventó la almohada, ese ruido taladraba su oído.- maldita sea- dijo por lo bajo.

No quedaba de otra, se paró de la cama con su ropa de dormir, solo un pants negro, mostrando sus bien formados pectorales.

-¡ya voy, ya voy!- gritó para calmar el ruido, pero no funcionó, casi corrió para abrir la puerta, fuera quien fuese lo iba a matar- ¿Qué…- no terminó la frase al ver a una muchacha parada en la entrada.

Tenía una gran sonrisa en el rostro, perfecta a su parecer, la inspeccionó, tenía puestos unos jeans pegados, algo rotos dejando ver algo de piel, unas botas negras encima de los jeans… iba subiendo la mirada conforme la veía, una camisa púrpura, y una chaqueta de gamuza negra, su cabello estaba trenzado, al parecer era algo largo, de color azabache, que descansaba en su hombro izquierdo y una boina con la lengüeta de lado, paso su mano arreglando su cabello por detrás de la oreja, tenía perforaciones… dos en cada lóbulo y en el cartílago derecho otros dos… y esos ojos cafés se le hacían familiares.

- ¡Hola! – dijo mas fuerte, ya que la primera vez no lo había oído
- ¿si?... ¿que se le ofrece?- estaba algo confundido
- ¿tantos años pasaron que ya no me recuerdas?- el hombre parado enfrente de ella pestañeó varias veces, la estatura de la muchacha solo llegaba hasta la barbilla de él.
- ¿Quién eres?- frunció levemente el ceño
- muchas preguntas…-sacó una cajetilla de su bolso, puso un cigarrillo en su boca y lo prendió, tomó una bocanada del humo y lo exhaló- ¿no?... creo que no te avisaron que venía…- entro a la mansión, era mas chica de cómo recordaba… aunque hace tiempo de que piso esa residencia
- quien te dio permiso para pasar…- frunció más el ceño viéndola pasar, con una maleta y una guitarra en su funda
- a ver…- se tocó la barbilla- creo que tu padre Inuyasha…- hubo un silencio, el platinado ya no entendía nada- soy Kagome
- Ka… ¿Kagome?- alzó ambas cejas en forma de asombro, si, su media hermana estaba frente a el… con obvias razones esos ojos grandes color chocolate se le hacían conocidos… y algo repentino llego a su mente

{flash back}

- ¿para que me hablaste… padre?- entro al despacho
- Kagome, tu media hermana vendrá a vivir con nosotros…
- ¡¿Qué?!- arrugó la nariz
- su abuelo acaba de fallecer… espero que comprendas…
- si, comprendo…-no le quedaba de otra, aunque no le agradaba su media hermana tendría que soportarla… abrió la puerta, pero su padre habló deteniéndolo
- por cierto Inuyasha, no vamos a estar esos días, nos vamos de viaje tu madre y yo… - suspiró- eso era todo… puedes retirarte

{fin del flash back}
- lo olvide por completo- dijo para sí
- que olvidaste…-su aliento llego a su nariz… olor a cigarrillo…aunque era muy dulce…. Dejo la maleta en el piso para inspeccionar mejor el recibidor de la mansión.
- ¿Por qué fumas?... ¡Apágalo!- casi ordenó, pero antes de que dijera algo se lo arrebató, buscó el cenicero mas cercano y lo apago
- ¡oye pero que te crees!- alzó la voz, si había algo que le molestara eso era que le dijeran que hacer…
- que… ¿Qué me creo?-alzó una ceja e hizo una pausa casi nula- ¿tu hermano?- dijo con cinismo…
- ¡corrección!- alzó el dedo índice al aire muy alto- mi medio hermano…. Y por lo tanto- sacó otro cigarrillo- tienes la mitad de derechos…. – lo puso en su boca y sacó su encendedor zippo, era negro, con una calavera en medio, su “hermano” frunció el ceño y levantó una ceja, le molestaba en demasía- así que…- tomó una bocanada de su vicio- no tienes derecho a decirme que hacer y que no…- exhaló el humo casi en su cara.

La miró, estaba inspeccionando el lugar… como había cambiado… aun recordaba a esa niña desalineada, tímida e inocente que dejo de ver hace casi cinco años… ¿tanto tiempo ha pasado?

- ¿y?- dijo ella sacándolo de sus pensamientos, el parpadeó varias veces
- ¿que…?- no había oído nada de lo que había dicho

Ella se acercó y le dio un pequeño golpe en la cabeza

- oye que te pasa- se agarró el lugar del golpe
- Inuyasha ¿Qué te pasa a ti?- frunció el ceño- ¡Estás en la luna o que!- puso ambas mano en su cintura, ciñéndola.
-eh…disculpa, ¿tu habitación verdad?- ella sonrió y asentó la cabeza.

Subieron las escaleras, se decidieron por la del lado derecho, en el segundo piso se juntaban ambas, el piso era de mármol, en toda la mansión a excepción de la cocina y las recámaras, Inuyasha la ayudó con su maleta, lo veía como subía, hasta ahora de daba cuenta que solo llevaba un pants negro, con rayas blancas a los costados, se sonrojó, mostraba su espalda marcada por el ejercicio y sus brazos bien formados ¡por Kami! Que estaba pensando, negó con la cabeza y lo siguió por el gran pasillo, nada había cambiado en esa mansión.

La llevó hasta la que hace unos años era su habitación, cuando que quedaba en su casa, claro, al otro lado de donde quedaba la suya.

Abrió la puerta, y como esperaba, tampoco su habitación había cambiado… esperaba que si… las paredes pintadas de blanco, su cama matrimonial con colchas de flores, adornada por un dosel rosa, los cuadros… esos cuadros debería quemarlos, un unicornio, suspiró, tendría que re decorar su cuarto.

5 comentarios:

omar dijo...

dejando comentario

xD


nah psss no se que poner, aun no lo leo por eso no tengo que poner, cuando lo lea pongo otro ^^

NoOnis dijo...

Hay omar ¬¬ por algo te di la pagina no? para q lo leyeras xDD !!

Debora*Anabel dijo...

Feliz feliz no cumpleaños feliz feliz no cumpleaños, ah no cierto, que no era no cumpleaños era apertura de blog. Pues felix apertura de blog amiga!!!!!

Esta genial, espero publiques todos tus fics muy pronto y te abras tu super pagina de internet X)
eres mi superman X)

Que viva la pirateria!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Mariana dijo...

Hola Non!!!! Por fin puedo entrar... Que lio que me hago con estas cosas no sabía ni como dejar comentario.

Es un placer volver a leerte... Estos capis ya los conozco pero igual me los vuelvo a leer. Solo estas publicando "Mas que amor"?

Te mando un besito enooorme y besos a Brunis. No es algo que deba poner acá pero ya no tengo internet en casa, me mudé sola y tengo que ahorrar gastos ><... Luego te cuento...

Byeeee

Anónimo dijo...

mujer.... que alegria poderte dejar un recuerdo d mi paso x aqui...
este fic siempre me gusto y espero verte por el foro de Sgteam... se te extraña a horrores...
besos de tu amiga bruja Agatha_Chan